martes, 27 de enero de 2015

Mis zapatos

Ya otro día os hablé de calzados Franjul y del trabajo que hacían. Desde que entré en la pequeña tienda-taller supe que mis zapatos de boda iban a salir de allí.





El modelo en verde es de la colección Mago de Oz que ya os conté, pero como me apetecían más en azul para la boda, lo que hicimos fue una pequeña transformación.



Al introducir el azul, la rafia ya no iba bien, con lo que elegimos una plata envejecida para combinar, le subimos la altura al tacón y en lugar del fino de aguja le pusimos un tacón un poco más ancho para estabilizar el pie, ya que son muchas horas las que los llevamos puestos, y es muy importante que nos gusten pero lo es más que estemos cómodas. Al subir el tacón le pusimos la plataforma un poco más ancha y la pusimos por dentro para que no se viera tanto e hiciera un efecto más elegante, además para más comodidad, el ancho es medio número mayor al correspondiente del largo, de modo que se queda un 37 con el ancho de un 37,5, el resultado es una comodidad increíble gracias a estos detalles y a la calidad de los materiales.



Y lo mejor de todo es que me los seguiré poniendo después de la boda una y mil veces.

Si no encontráis los zapatos ideales ya hechos, os recomiendo que os paséis por Franjul, os van a asesorar a las mil maravillas y os vais a llevar unos zapatos de calidad, cómodos y a vuestro gusto y estilo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario