jueves, 2 de julio de 2015

Música para la ceremonia.

Cuando pensamos en música para una boda lo primero que se nos viene a la cabeza es la discoteca, pero se nos olvida que hay otro gran momento en el que tenemos pensar que también lleva o puede llevar música, la ceremonia.

(Encontrado en youtube.com)


Hay varias cosas a tener en cuenta, primero si la ceremonia es civil o religiosa.



(Encontrado en youtube.com)

En las ceremonias religiosas, estamos más limitados ya que es el propio párroco el que nos debe indicar qué tipo de música se puede poner y cuando, ya que la liturgia del matrimonio es más rígida y no se puede poner música en cualquier momento y de cualquier tipo. 

Puede ser música en directo, violines, guitarras, flautas traveseras, por ejemplo, e incluso coro, dependiendo de la zona del país y del párroco, en el tema de los coros, tienen bastante que decir, porque por ejemplo los coros rocieros no son muy bienvenidos, salvo en el sur.

Lo más habitual es amenizar la entrada de los invitados, que puede ser bien instrumental o incluso llevar voces, pero algo tranquilo, en cualquier caso.

Después la entrada de los novios, puede hacer entrada tanto el novio con la madrina y posteriormente la novia con el padrino, o bien que sólo haga entrada la novia, ésta suele ser una pieza de gran significado o más llamativa en el caso de la novia, ya que va envolver su entrada.

Tras las lecturas y antes del evangelio, suele ser una pieza corta, salvo que el cura nos diga otra cosa.

Durante la entrega de anillos y arras, aquí es recomendable música tranquila y muy suave.

Al acabar las peticiones se puede poner música, es el momento central de la eucaristía, con lo que se deber elegir obras apropiadas, los Ave María (Shubert es el más elegido) suelen ser temas a los que se recurre mucho.

La consagración, en este momento y dado que el cura está hablando, es muy importante que sea también una pieza tranquila y acorde con el momento.

La paz, este momento es más relajado y se puede tocar algo más vivo.

La comunión, este momento es quizás el más largo, con lo cual tenemos pie para varias piezas.

Firmas y fotos, esto ya puede ser algo más desenfadado, siempre teniendo en cuenta que estamos en una iglesia, por supuesto, y como dije al principio, con el visto bueno del cura, de todas y cada una de las canciones.

Y el momento final de la salida, en la iglesia vamos a tener a prácticamente todos los invitados fuera de la iglesia para que puedan tirar el arroz, con lo que o la música está muy alta, y para los que estén dentro es un horror y los de fuera apenas lo van a oir, pero este ya si es el momento de poner algo mucho más vivo y alegre, aun siendo una parroquia.

En las ceremonias civiles se lleva un protocolo parecido, pero hay un poco más de libertad en cuanto a los temas que puedan sonar.


Este es uno de los guiones de nuestras ceremonias de Maestras de Ceremonias, como podéis ver en este caso en concreto los novios habían elegido, desde música clásica para la entrada de la novia, pasando por bandas sonoras de películas para las lecturas, y canciones muchos más personales y que a ellos les recordaba momentos especiales de su vida y la de la salida una súper divertida para finalizar.

En las ceremonias civiles, lo que tenemos que tener en cuenta es que en los momentos en los que hay personas hablando, ya sean los lectores o el momento de los desposorios, la música debe instrumental, para que no se nos pisen las voces de las canciones con las de las personas que están interviniendo en ese momento, por lo demás, hay mucha libertad para elegir el tipo de música con la que queremos amenizar la ceremonia.

Al igual que en las ceremonias religiosas, podemos utilizar música grabada o en directo, ésta última sólo tiene un pero, y es muy pequeño, la música grabada cuando ha terminado el momento que está envolviendo, la podemos ir bajando poco a poco hasta que la quitamos del todo, la música en directo o los coros, evidentemente, no podemos hacer esto, sino que tenemos que esperar a que termine completamente la pieza, lo que, dependiendo de las canciones que hayamos elegido, puede hacer que nuestra ceremonia sea un poco larga, ahora eso sí, tampoco tiene nada que ver la música en directo con las grabaciones.


Espero que os haya servido de ayuda.



No hay comentarios:

Publicar un comentario