martes, 11 de agosto de 2015

Ceremonia de la unión de las manos o de las cintas.

Bueno pues se acabaron las vacaciones, y como se han aprovechado para descansar y recargar pilas, aquí estoy de nuevo para contaros todo lo que ha pasado en estas dos semanas y todo lo que vaya surgiendo.

Justo antes de las vacaciones las Maestras celebramos la boda de Eva y Antonio. Ellos son muy amantes de la naturaleza y querían que toda la boda, tanto la ceremonia como el banquete estuviera inspirado en ella, y de ahí surgió, una nueva ceremonia adaptada para ellos.


¿Y en qué consiste esta ceremonia?, pues al final es muy sencillo, nosotras siempre queremos resaltar que la unión entre dos personas es importante, pero que esa unión no tiene que atarnos a la pareja de manera que no  podamos ser nosotros mismos y lo representamos de distintas formas. 

Ya conocéis nuestra ceremonia de la luz, en la que se enciende una vela común con la llama de sus dos velas, la que representa a cada uno, la ceremonia de la tierra, en la que se mezclan dos tierras, pero de diferentes colores representando a cada uno de ellos también y en esta ocasión era un cinta, que a modo de liana o bambú, como he dicho antes ellos son muy amantes de la naturaleza, y unen sus manos, pero sin atarlas, simplemente uniéndolas y como es habitual en todas ellas, y en esta también, la familia tiene una representación muy importante, entregando, en este caso, las cintas.

Ellos además idearon un montón de cosas para la ceremonia y para el resto de la boda, nos encargamos de preparar un cartel que iban a llevar unos amigos en su entrada, fue muy divertido, porque lo normal es que estos carteles los lleven niños, pero esta vez eran dos adultos y quedo graciosísimo.



Además en lugar de pétalos o arroz, lo que preparamos fueron unos conos con lavanda.


Si os fijáis en la foto, los anillos estaban en la mesa, en un tronco de árbol y con unas varitas de incienso encendidas, todo muy natural y relajado.


Siguiendo un poco la línea que llevaba toda la boda, por supuesto no podía faltar un árbol de huellas.


Además también son muy fans de los vídeo juegos y a lo largo de toda la zona del banquete había muchos guiños a ellos, como las chapas de regalo.


 O el photocall.

Son una pareja encantadora y con mucha imaginación e ilusión en la preparación de su boda, os deseo toda la suerte y felicidad del mundo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario