lunes, 12 de octubre de 2015

Fin de semana de puente y boda en Valquijancho.

Este fin de semana casi todo el mundo ha estado de puente, pero en Maestras de Ceremonias hemos estado trabajando. 

Ya casi estamos cerrando la temporada, pero aun así todavía nos quedan alguna que celebrar. 



Esta vez era en Valquijancho, del grupo Araceli. Está ubicado en San Agustín de Guadalix, con lo que ya os podéis hacer una idea del entorno en el que está encuadrado, sencillamente precioso.




El sábado aunque estuvo amenazando con lluvia nos dejó un fantástico día para disfrutar de esta peculiar ceremonia.

Y os cuento el porqué de su peculiaridad. Irina y Manuel, decidieron elaborar en base a nuestra ceremonia de la arena la suya propia. 

Ya os he contado en otras ocasiones, que nosotras lo que hacemos cuando nos reunimos con ellos, es guiar, dar ideas, pero al final quien decide cómo quiere que sea su ceremonia son los novios.

Ellos no intercambiaron alianzas ni arras, en la ceremonia de la arena participaron su hijos, pero además quisieron que participaran el resto de sus invitados. Prepararon unas botellitas pequeñitas con arena, para que todos la depositaran en el mismo recipiente junto a la de ellos y la de sus hijos.


A ver, os cuento los pros y los contras. Muchas veces cuando nos cuentan las ideas que traen para la ceremonia, si a nosotras nos parece que puede quedar no del todo bien, se lo decimos, pero si la idea la tienen muy, pero que muy clara ¿quien somos nosotras para quitársela?. 

En esta ocasión la idea no era mala, la verdad que a la gente le gustó mucho participar, este sería el pro, pero el contra es que el número de invitados para hacer esto era demasiado elevado, eran 100 personas, y aunque se coordinó bastante bien, la gente se dispersa, se pone a hablar y se pierde un poco la atención y la intención de lo que realmente se está haciendo. Pero así y todo la verdad que quedó bien y al final todos los invitados se sintieron importantes en una parte de las bodas que es más íntimo, que es más de los novios solos, con lo que al final todo el mundo quedó contento.

¿Qué os parece?, ¿os gustaría que vuestros invitados pudieran participar en la ceremonia o durante el resto de la boda de alguna forma?.




No hay comentarios:

Publicar un comentario