domingo, 22 de noviembre de 2015

Bodas de invierno

Ahora sí que hace frío ¿verdad?, pero como os comentaba en el post del otro día, no es motivo para no celebrar una boda.
El sábado sin ir más lejos, oficiamos la ceremonia de Almudena y Enrique, una boda muy íntima, y acogedora.


Estuvo amenizada esta vez con música en directo, unos amigos de los novios prepararon un programa precioso para acompañar todos los momentos de la ceremonia.


Fue perfecto, no hicieron que se alargara para que se les escuchara a ellos, esto lo digo porque hay veces que pasa, sino que fueron acompañando perfectamente todos los momentos importantes adecuadamente, la entrada de la novia con las voces de un tenor y una soprano, las lecturas y los desposorios únicamente con el teclado, la firma del acta y la salida de nuevo acompañados con las voces, muy emotivo pero muy ligero también.

En esta ocasión eligieron la ceremonia de la arena, y en ellas participaron las hermanas de ambos para representar a las familias.


Aunque ellos quisieron dar mucho protagonismo a sus padres sentándolos a los cuatro junto a ellos.


Me pareció un detalle de lo más bonito, estar arropados así por sus padres.


Es muy curioso, como tanto este año como el pasado, prácticamente todas las ceremonias que hemos celebrado ha sido con la tierra.

¿Y os acordáis lo que hablaba el viernes de los abrigos?, pues Almudena llevaba un bonito abrigo acompañando a su vestido. En un principio nos comentó que se lo iba a quitar para la ceremonia, pero luego decidió, y acertadamente, dejárselo puesto y lucir su vestido luego, en la comida.


Llevaba un precioso vestido gris, pero el abrigo también era muy bonito y elegante y como digo decidió quedarse con el puesto para la ceremonia y fue muy acertado, estaba guapísima.

Y todavía no terminanos, para el mes de diciembre nos quedan un par de bodas, este año Maestras de Ceremonias estamos presentes en todas las estaciones.



No hay comentarios:

Publicar un comentario