lunes, 4 de enero de 2016

¿Empezamos a elegir el vestido?

Feliz Año nuevo!!!! Empezamos nuevo año, con nuevos retos, nuevas ilusiones, nuevas ideas y renovando fuerzas para afrontar otro año que esperemos venga lleno de muchas muchas bodas.
Como va siendo hora de que, o bien ya os hayáis probado muchos vestidos, o si os lo van a confeccionar ya vayáis teniendo una idea de como va a ser, vamos a empezar el blog del año con por las mangas del vestido, os voy a dar algunas ideas para que empecéis a decidir cómo va a ser vuestro vestido soñado.


Lo primero saber un poco qué tipo de mangas nos van a favorecer más.

Los tirantes son una buena opción si lo que quieres es un vestido tipo palabra de honor o escote corazón y tienes mucho pecho y no quieres estar pendiente de colocarte el vestido cada dos por tres.
Puede llevar una ligera manga como en este caso de un chantilly que apenas nos tapará los hombros.

Encontrado en buzzfeed.com
O un fino tirante, este doble me ha parecido muy original y la vez nos va a dar bastante sujeción.

Las mangas cortas, además de servir para cubrirte si no quieres llevar los hombros al aire, nos van a tapar un poco lo brazos si hemos adelgazado mucho y se han quedado un poco "fofos", tapan lo justo sin dar mucho calor si es verano, además de quedar muy bonitas, este tipo de manga en encaje dan un toque romántico a los vestidos.


En encajes para este tipo de manga hay auténticas maravillas.

Los trabajos en pedrería van a aportar un toque sofisticado a nuestro vestido.



Los vestidos con este tipo de pedrería me parecen una maravilla, un trabajo impresionante.


La manga larga en invierno son una excelente alternativa al abrigo,  la tela debe ser cómoda y que aporte movimiento. Es una manga muy favorecedora si tienes algo de peso, ya que hacen más alta y delgada, o simplemente te gusta.


Este fue mi caso, me encantan las mangas largas, yo había elegido un crepe de seda; en el cuerpo llevaba una capa interior que se ajustaba al cuerpo para que la superior quedara suelta y ablusonada y las mangas igualmente llevaban una sola, capa para darle ligereza y movimiento y un poco de luz, por el contrario a la falda, que llevaba tres capas de distintos crepes para dar movimiento y peso.



El encaje de chantilly hacen que este tipo de manga sea muy cómoda, ya que es un encaje muy ligero y suave.


La mezcla del encaje con tejidos como la seda, la gasa, el crepe o similares hace que los vestidos tengan un estilo romántico y elegante y son muy cómodas también, en este tipo de corte.



El plumeti, que se está utilizando de nuevo mucho, para las mangas largas o tres cuartos aportan elegancia y delicadeza al vestido.

Otro día hablaré de los tipos de falda y cuerpos para el vestido.


No hay comentarios:

Publicar un comentario