lunes, 4 de julio de 2016

Cenas adivina, una experiencia inolvidable

El viernes tuve el enorme placer de asistir a unas de las Cenas Adivina que organiza Silvia Moreno, una anfitriona perfecta que junto a su marido hicieron de la velada una noche perfecta.




Al principio te da un poco de vergüenza esto de presentarte a cenar en casa de una persona que no conoces de nada y con un montón de personas que tampoco has visto nunca, pero la verdad, que según va llegando la gente y Silvia te va presentando te vas sintiendo más cómoda, y al final consiguen que te sientas entre amigos.



En esta ocasión la velada se trataba de "Revolución en tu cocina" con Cristina Ferrer, creadora del blog Yellow Mandarine y Tamara, de Cookita, que fue la encargada de realizar un delicioso menú, menos mal que las hice esta foto, porque de Silvia no tengo ninguna, imperdonable.



Así de bonito y bien presentado lo tenía todo Silvia, con muchísimo detalle y gusto.


Estábamos como en casa.


Silvia y su marido nos habían preparado un smoothie que estaba de muerte, ellos habitualmente según nos contaba ella, lo toman por la mañana y te recarga la pilas para todo el día, pero sinceramente, aunque me lo deje todo preparado el día antes, no creo que a mis vecinos les haga mucha gracia que ponga la batidora a las seis de la mañana, hay que encontrar la versión de medio día o tarde, que te vitamine pero no te ponga como una moto.


Luego probamos unas palomitas, pero con un toque diferente, estaban especiadas con esta mezcla que os enseño en la foto, el resultado es espectacular y diferente, me encantó.



Otras delicias que tuvimos a oportunidad de proba fueron una ensalada de quinoa con pollo marinado, aguacate y mango, yo creo que fue lo que más me gustó.


Un Tataki de atún con vinagreta de menta y cilantro, también riquísimo.


Una ensalada de sandía con queso feta y menta, sencillamente sorprendente.


Trigo tierno con secreto y salsa de setas, muy rico, quizás menos sorprendente en sabores, pero también delicioso.


Y de postre tapioca con leche de coco y mango, la tapioca ya la había probado en otra ocasión en un restaurante tailandés,y es un sabor que me gusta mucho y textura que me gusta mucho.



Bueno y aquí os enseño a Cristina impartiendo sus conocimiento y sus truquillos con todas, al igual que el resto de participantes también compartían los suyos o planteaban sus dudas, además nos habló de muchos de los productos que utiliza para cocinar, y claves de organización, fundamental planificar los menús de la semana, yo os juro que lo intento, pero siempre surgen complicaciones que me tiran al traste todos los planes, pero estoy segura de que se puede conseguir.

En cuanto a la velada en general, sí es cierto que para mí que no tengo hijos, quizás la conversación se centraba demasiado en los niños, yo en parte lo entiendo, pero creo hay que monopolizar menos las conversaciones en torno a los hijos, quizás me estoy desahogando un poco porque luego el sábado tuve una cena con amigos que la conversación era también únicamente sobre los niños, con lo cual al final los que no los tenemos acabamos un poquito saturados.


Bueno y después de este pequeño desahogo, también os tengo que contar que estas veladas son muy interesantes para conocer otras personas con proyectos muy interesantes.
En este caso conocí a Virginia, una chica que trabaja distribuyendo productos de belleza de Nu Skin, en breve quedaré con ella para que me cuente más de estos productos y qué es y como colaboran con el proyecto Nourish The Children, que facilita alimento a los niños necesitados, pero hasta que no hable con ella y me cuente más de este proyecto no quiero adelantar nada por puro desconocimiento, sí es cierto que tuve la oportunidad de probar uno de sus tratamientos con un aparatito de corriente y los resultados se vieron en el momento.




También pude conocer otro proyecto que me pareció ideal, tanto para hacer algún regalo como para comprarlo para casa, nos lo contaba Ana, que junto con su marido hacen mapas personalizados del lugar del mundo o de tu vida que sea especial para ti, su empresa se llama tusmapas, y no me digáis que no es una idea genial.


La velada dio para mucho, fue muy agradable y quiero agradecer a Silvia y a su marido por acoger en su casa a tantas personas y hacernos sentir que estábamos como en nuestra propia casa, a Tamara por su saber hacer en la cocina, a Cristina Ferrer por darnos tan buenos consejos y a su marido por sus fotos, que seguramente nos ha sacado a todas estupendas.






7 comentarios:

  1. Como te comenté el sábado, una vez pasado el trance del corte de los primeros minutos, lo que quizás más me costaría, luego la experiencia tiene que ser muy divertida y original. Y en esta ocasión creo que al rato me sentiría más en casa que tú, ya que con te dije es mi barrio!! :-)

    ResponderEliminar
  2. Seguro que sí, desde luego yo creo que deberías en alguna ocasión acudir a alguna de las veladas, yo espero ansiosa el calendario de la próxima temporada.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por el post y por tu compañía tan buena el viernes. Siento mucho q te diera esa sensación de hablar mucho de niños.. Cada uno cuenta y pregunta desde sus circunstancias. Yo creo q Cristina habló en términos muy generales en los q todo tenía cabida. Un abrazo enorme
    Silvia

    ResponderEliminar
  4. Me encanta la gente que tiene imaginación e iniciativa para sacar proyectos nuevos

    ResponderEliminar
  5. Me encanta la gente que tiene imaginación e iniciativa para sacar proyectos nuevos

    ResponderEliminar
  6. Cristina estuvo genial y continuamente reconducía la conversación, las preguntas eran las que continuamente giraban en torno q los niños, ella chapó

    ResponderEliminar
  7. Cristina estuvo genial y continuamente reconducía la conversación, las preguntas eran las que continuamente giraban en torno q los niños, ella chapó

    ResponderEliminar